dissabte, 2 de maig de 2009

La historia del dinero, en Valencia.




Los amantes y estudiosos de la historia económica y de la numismática cuentan con un nuevo espacio dedicado a dichas disciplinas: la rigurosa exposición permanente «Historia del dinero» (en valenciano, Història dels diners).
Esta muestra se encuentra ubicada en las instalaciones del Museu de Prehistòria (Centre Cultural La Beneficència, C/Corona 36), en el centro histórico de la ciudad de Valencia ―a escasos metros del Institut Valencià d’Art Modern (IVAM), a cinco minutos de la Porta o Torres de Quart, a quince minutos a pie del Museu Valencià de la Il·lustració i de la Modernitat (MuVIM), y a unos veinte minutos de la estación de ferrocarril de Valencia (la Estació del Nord) y de la plaza de toros de la ciudad.
El acceso a la exposición «Historia del dinero», como al resto de las exposiciones del Centre Cultural La Beneficència, es gratuito, y puede realizarse de martes a domingo (a partir de las 10 de la mañana, y hasta las 8 de la tarde en invierno y las 9 en verano).
Creo que nadie mejor que los propios responsables de la exposición, arqueólogos, para que nos expliquen su contenido, y es por ello que copio aquí un documento elaborado al respecto en el Museu de Prehistòria
(http://www.tumuseo.com/images/files/Historia%20dinero.pdf):

«La nueva sala permanente Historia del Dinero del Museu de Prehistòria de València
muestra más de 2.000 monedas, billetes y objetos relacionados con el concepto de
dinero. Se trata de la exposición más completa que actualmente se puede contemplar
en España en relación con las diferentes formas de dinero que se han empleado a lo
largo de la historia en los cinco continentes, en un montaje que dedica una atención
preferente a las piezas valencianas. La muestra, formada exclusivamente por piezas
de la colección del Museu de Prehistòria tiene carácter permanente y se abrirá al
público a partir del 29 de abril. Entre los objetos de la sala destacan piezas
excepcionales como la primera moneda ibérica, el primer billete que se fabricó en
China en el siglo XIV, una espectacular caja de caudales del siglo XVIII o una decena
de tesoros valencianos con monedas de oro y plata de diferentes períodos de nuestra
historia.
Para ilustrar el concepto dinero, la exposición recurre a numerosos objetos que
diferentes culturas han empleado a lo largo de la historia como medio de pago, medida
de valor y que han resultado útiles para acumular riqueza. La exposición muestra
ejemplos tanto comunes como singulares, de objetos que han servido a estos fines,
incluyendo piezas de pasta vítrea, metales, minerales, vegetales, madera, telas, papel
o plástico. La historia del dinero ha conocido recientemente el éxito del papel y el
plástico; fichas, vales, bonos, giros, letras de cambio, acciones, cheques y tarjetas
sirven para ilustrar estos formatos de dinero ampliamente difundidos en occidente que
han formado parte de numerosas transacciones cotidianas. Una vitrina se dedica
exclusivamente a mostrar el dinero de las llamadas sociedades tradicionales de África,
Asia, América y Oceanía, piezas normalmente de gran tamaño en forma de armas,
herramientas y en muchos casos con carácter ornamental.
En la exposición destaca, por su importancia histórica, la moneda, formato que
apareció a finales del siglo VII a.C. en la costa griega de Asia Menor y en China, y que
dominó los circuitos económicos hasta la incorporación de los billetes en el siglo XVII y
de las tarjetas en el XX. La muestra reúne las primeras piezas griegas y chinas que se
fabricaron en el mundo, junto a ejemplares de una amplia variedad de culturas que
han fabricado monedas siguiendo su ejemplo hasta nuestros días. Entre las monedas
expuestas destacan las emisiones ibéricas de los talleres valencianos de Arse
(Sagunt), Kili (de localización desconocida), Saitabi (Xàtiva) o Kelin (Los Villares,
Caudete de las Fuentes) y las romanas de Ilici, Saguntum o Valentia. La época
islámica cuenta con piezas únicas de las cecas de Valencia, Denia o Alpuente. La
mejor representada es la ceca de Valencia, que se encargó de abastecer de moneda
al Reino desde el reinado de Jaume I hasta el de Felipe V, produciendo timbres,
florines, ducados y escudos en oro, reales o dihuitès en plata y diners en vellón y
cobre. De época contemporánea destacan las emisiones de billetes de los municipios
valencianos durante la Guerra Civil.
Monedas y billetes de todo el mundo permiten ofrecer una amplia perspectiva de la
historia de estos formatos, analizando aspectos como la metrología, los diseños, las
autoridades, la política monetaria o el fenómeno de las falsificaciones. Se exponen
monedas griegas de arte excepcional, las monedas ibéricas con las que se inició la
monetización de la Península y los diferentes valores de época romana que sirvieron
para consolidar definitivamente la economía monetaria en el Mediterráneo occidental.
Los sistemas monetarios de época moderna y contemporánea ofrecen una inmensa
variedad de formatos, diseños y valores, reflejando la adaptación sufrida como
consecuencia de la decisiva desaparición del oro y la plata de los sistemas monetarios
durante la primera mitad del siglo XX.
Entre los tesoros valencianos destaca una selección de piezas de conjuntos que se
cuentan entre los más importantes de Europa como el de Llíria, formado por 5.991
denarios romanos, o el excepcional tesoro islámico de la calle Santa Elena (Valencia)
compuesto por 1.940 piezas de oro que llegan hasta finales del siglo XI. Otros tesoros
singulares expuestos son el de imitaciones de diners valencianos de Riba-roja de Túria
con más de 3.350 piezas, o el conjunto de Requena formado por 223 piezas de oro de
los siglos XVIII y XIX.
Las medallas que se presentan como uno de los formatos conmemorativos y
honoríficos más importantes de los siglos XIX y XX también son objeto de estudio de
la numismática.
Esta disciplina nacida en el Renacimiento trata de desvelar los secretos de las
monedas antiguas, sirviéndose de libros, monetarios, improntas, vaciados o fichas
para desarrollar su trabajo. La relación entre numismática y arqueología ha permitido
localizar cecas, datar niveles arqueológicos o conocer la circulación monetaria de
diferentes lugares y períodos.
La exposición también muestra objetos variados que han guardado relación con la
gestión, uso o percepción social del dinero, como huchas, monederos, facturas,
grabados, balanzas, pesos, calculadoras o una gran caja de caudales empleada por la
Diputación de Valencia en el siglo XIX. Dos escenas de época recrean la fabricación
de dinero en el pasado y la gestión de dinero en la actualidad: una ceca que muestra
el proceso de acuñación tradicional a martillo, técnica empleada desde el siglo VII a.C.
hasta el siglo XVII de nuestra era, y un banco de principios del siglo XX, institución
clave hoy día en la salvaguarda y gestión del dinero, junto a una espectacular caja
registradora del año 1911».


Que nadie tenga dudas: por más que desde la perspectiva de los partícipes de entidades como la Asociación para la Interpretación del Patrimonio (AIP), o desde mi punto de vista, en esta nueva muestra pueda echarse de menos alguna técnica comunicativa y mayor «atrevimiento» en ciertos aspectos de la concepción (y el desarrollo), la exposición «Historia del dinero» tiene diversas características que la hacen merecedora de ser visitada:


1. ha sido elaborada con una cuidada y elegante factura;


2. integra apuestas narrativas originales;


3. cuenta con un patrimonio muy interesante, tanto para la ciudadanía valenciana como para gentes de cualquier parte del planeta; y


4. está a la altura de las exhibiciones actuales sobre historia del dinero existentes en los museos, casas de moneda y bancos centrales del mundo.



En la imagen puede observarse parte del tesoro de moneda islámica de oro encontrado en la calle Santa Elena de Valencia. La fotografía está alojada en la página del Museu de Prehistòria dedicada a la colección numismática (de unas 20.000 piezas):


http://www.museuprehistoriavalencia.es/ficha_fondos.html?cnt_id=16


Rafael Company. Área de didáctica del MuVIM